Según la Europol, la pandemia de COVID-19 brinda nuevas oportunidades para que los delincuentes se aprovechen de los temores y las condiciones de trabajo de los ciudadanos. La cantidad de ciberataques es elevada y se espera que aumente aún más. Debido a que un gran número de personas teletrabaja desde casa, se ha multiplicado la probabilidad de que los ciberdelincuentes exploten las oportunidades y vulnerabilidades existentes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *